Castillo de Dumbarton

Si confiamos en pruebas históricas escritas, entonces el castillo de Dumbarton puede ser, legítimamente, declarado la fortificación más antigua de Gran Bretaña. Las cimas de las dos majestuosas rocas de Dumbarton que se alzan sobre la confluencia de los ríos Clyde y Lovaina, a unos 20 kilómetros de Glasgow, fueron un lugar ideal para establecer un asentamiento. Una pequeña fortaleza en la parte superior, en un compartimento con pendientes rocosas inaccesibles, dio a su dueño un refugio absolutamente seguro (al menos en la mayoría de los casos).

Dumbarton

La primera mención escrita de la fortaleza de Dumbarton data del año 450, cuando San Patricio, rey de Strathclyde, se quejaba de una incursión frente a los nuevos cristianos irlandeses en la fortaleza. En los «tiempos oscuros» de Dambarton, cuando era la capital del reino de Strathclyde, sus posesiones se extendían al sur desde el río Clyde, cubriendo muchas áreas del sudeste de Escocia. Desde el castillo se dirigió una rivalidad interminable con Northumbria y Cumbria en el sur, con los pictos en el norte, y con Dalriada (el reino de inmigrantes que llegaban de Irlanda), en el oeste. A finales del siglo VIII, la capital de Strathclyde fue capturada por la Unión de Pictos y Northumbria, como lo demuestra una crónica histórica, que habla de la «quema de Clyde».

Castillo de Dumbarton

En el siglo IX, el Castillo de Dumbarton fue asaltado por los vikingos, que se habían establecido en las islas Hébridas para entonces. Durante uno de esos ataques, el castillo de Dumbarton se vio envuelto en un asedio de cuatro meses. Sin comida ni agua, los defensores de la fortaleza finalmente se rindieron. La historia cuenta que los vikingos necesitaron 200 rudimentarios vehículos para llevarse a todos los prisioneros saqueados y capturados.

Dumbarton

A pesar de la conquista vikinga, el reino de Strathclyde revivía de nuevo, y en 1.018, el rey Malcolm II, aprobó para el trono a su nieto Duncan (el predecesor de Macbeth). En el rango de gobernante de Strathclyde, Duncan sucedió a Malcolm II, y Strathclyde se convirtió en una parte integral del nuevo reino escocés.

Castillo de Dunbarton

En 1.263, después de la derrota de los vikingos en la batalla de Largs en 1.266 y la firma del Tratado de Perth, en virtud del cual los noruegos abandonaban la zona en favor de las islas occidentales de Escocia, el Castillo de Dumbarton dejó de cumplir con sus funciones originales de fortaleza fronteriza.

dumbarton

Cuando en marzo de 1.296 Escocia fue invadida por el ejército del rey Eduardo I de Inglaterra, el castillo de Dumbarton fue capturado por los británicos y en su interior se albergaron los gobernadores leales a Eduardo I. Uno de ellos, John Estuardo, jugó un papel significativo en la captura del líder de los escoceses, William Wallace, el 5 de agosto del año 1.305. Y aunque en el castillo hay una «Torre de Wallace», no hay evidencias de que hubiese llegado a acoger al legendario héroe de Escocia.

Años después Roberto I de Escocia consiguió expulsar a todos los invasores británicos de Dumbarton.

Dumbarton Castle

En 1.333, después de la derrota de los escoceses en la batalla de Halidon Hill, el Castillo de Dumbarton fue considerado un escondite seguro para el hijo de Roberto I, el joven rey David II de Escocia.

En el siglo XV, el gobernador del castillo en aquel entonces, Enrique Estuardo, Lord Darnley, el hijo del conde Lennox, llevó a cabo un levantamiento contra el rey Jaime IV. Como consecuencia, el castillo fue asediado por las fuerzas del rey, pero el primer intento terminó en fracaso. Después de eso, el cañón de artillería más famoso de Gran Bretaña de la época, el cañón gigante de Mons Meg (que hoy se puede ver en el castillo de Edimburgo) fue llevado ante el castillo. Ante tal amenaza, quienes defendían el castillo se rindieron y el castillo fue capturado. Más tarde, el rey Jaime IV utilizó el castillo como base para establecer su dominio sobre las islas.

cañones

El Castillo de Dumbarton también jugó un papel importante en la biografía de María Estuardo. Después de la derrota devastadora de los escoceses ante los británicos en la Batalla de Pinky (10 de septiembre de 1.547), la viuda del rey Jaime V se escondió en el castillo durante cinco meses con su pequeña hija. Posteriormente María Estuardo se fue a Francia, donde iba a comprometerse con Francisco II de Francia. 20 años después, el 13 de mayo de 1.568, los partidarios de María Estuardo perdieron la batalla en Langside y ella huyó a Inglaterra.

Tres años después el castillo fue capturado por los opositores de María Estuardo, gracias a un ataque audaz liderado por el capitán Thomas Crawford. Él, con un centenar de soldados, logró trepar la roca y penetrar en el castillo.

mapa Dumberton

Más tarde, aunque el castillo continuó sirviendo como bastión para mantener el orden en la parte occidental del país, comenzó a usarse cada vez más como una prisión. En el siglo XVIII acogió a los jacobitas capturados y un siglo más tarde, a los capturados durante las guerras napoleónicas.

Dumbarton

A principios del siglo XVIII comenzó un periodo de reconstrucción del Castillo de Dumbarton. En 1.735, al pie del acantilado desde el lado del río, se construyeron la Casa del Comandante y la Batería del Rey Jorge. En 1.795, se instaló una nueva batería de artillería, llamada Batería del Duque de Argyll. De los otros edificios construidos en este momento, solo la «prisión francesa» ha sobrevivido a día de hoy. Otro edificio, que es el punto de referencia actual Dumbarton, es el Almacén del Ejército (Magazine). Fue construido en 1.748 y tenía un diseño especial capaz de resistir impactos directos de proyectiles de artillería.

prisión francesa, castillo de Dumbarton
Prisión francesa, en el castillo de Dumbarton

En 1.865, los militares abandonaron el Castillo de Dumbarton, que en ese momento ya se estaba convirtiendo en un lugar turístico. Es cierto que en el transcurso de las dos guerras mundiales, se establecieron guarniciones militares en su interior. El último evento militar que afectó directamente al castillo fue la incursión de la aviación alemana contra Clyde en mayo de 1.941, durante la cual cayeron cuatro bombas sobre las rocas de Dumbarton.

Roca de Dumbarton

Actualmente, el Castillo de Dumbarton está a cargo de la organización «Historical Scotland», protegido por el estado y abierto al público para visitas.

Castillo de Dumbarton desde el aire


Castillo de Dumbarton en el mapa









Deja tu comentario

Acerca del blog

Recorrido por los castillos de Escocia más destacados conociendo su historia.

Mapa de los castillos

Mapa de castillos
Pulsa sobre la imagen superior para acceder al mapa de los castillos de Escocia.