Palacio de Linlithgow

El Palacio de Linlithgow se encuentra cerca del lago del mismo nombre, a medio camino entre Stirling y Edimburgo, en Escocia. Este palacio fue el lugar de residencia favorito de la realeza de la Casa de Estuardo, así como el lugar de nacimiento de personalidades históricas como el rey Jacobo V de Escocia y la reina María I de Escocia.

Es posible que una de las residencias reales existiera aquí a mediados del siglo XII, cuando el rey David I fundó un asentamiento fortificado (burg) en este lugar.

Palacio de Linlithgow

A principios del siglo XIV, el territorio fue conquistado por los británicos, y bajo la dirección del rey Eduardo I de Inglaterra se construyó un palacio.

En 1314, después de la victoria de los escoceses en la Batalla de Bannockburn, la ciudad y el palacio regresaron a manos de la corona escocesa. Desde entonces el palacio comenzó a usarse como una de las mansiones reales.

En 1424 un violento incendio destruyó la ciudad de Linlithgow. La parroquia y el palacio real no escaparon al triste destino.

Linlithgow Palace

Después del incendio, el rey Jacobo I de Escocia ordenó la construcción de un nuevo palacio (el que vemos en la actualidad).

Originalmente el palacio de Jacobo I tenía tres alas que enmarcaban un patio cuadrado. El ala abierta, que cerró el patio en el lado oeste, se construyó ya bajo el reinado de Jacobo IV de Escocia.

Linlithgow Palace

En el siglo XVI Linlithgow se convirtió en el lugar de nacimiento de Jacobo V (1512), la reina María Estuardo (1542) y la princesa Isabel (1596). Durante el reinado de Jacobo V, la puerta de entrada principal del palacio se trasladó desde el ala este hasta el ala sur.

El siguiente rey, Jacobo I de Inglaterra y VI de Escocia, no prestó mucho atención a Linlithgow. Durante muchos años el palacio quedó en el olvido y en el 1607 el ala norte se derrumbó casi por completo.

Once años más tarde el rey comenzó las reparaciones, durante las cuales el ala norte fue completamente restaurada al estilo del Renacimiento.

Linlithgow Palace

En 1603 después de la conclusión de la unión de Inglaterra y Escocia, la corte real se trasladó a Londres. El rey Jacobo VI nunca regresaría a Linlithgow.

Los últimos monarcas que visitaron el palacio fueron Carlos I y Carlos II.

Los mejores días de la residencia real fueron irremediablemente desapareciendo y poco a poco Linlithgow comenzó un periodo de declive.

Linlithgow palace, Scotland

En 1746 se escribió la última página trágica en la historia del Palacio de Linlithgow.

Durante las guerras jacobitas, el ejército hanoveriano del duque de Cumberland se retiró hacia el Palacio de Linlithgow derrotado por los jacobitas en la batalla de Falkirk. En uno de aquellos días, los soldados comenzaron a secar sus ropas mojadas, pero el descuidado manejo del fuego llevó al hecho de que un gran incendio se propagase por todo el palacio, destruyendo sus interiores.

Desde entonces el palacio no ha sido restaurado.

Hoy en día el Palacio de Linlithgow está a cargo de la organización "Historic Scotland" y abierto al público.

Palacio de Linlithgow en el mapa

Palacio de Linlithgow desde el aire






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir